Enamórate del problema

Escrito por Carolina Ibarra

abril 18, 2022

En la ruta de familiarizarme con el universo digital, los retos, necesidades, riesgos y oportunidades; he ido descubriendo múltiples soluciones sorprendentes para las situaciones que se presentan día a día, las cuales claramente varían de acuerdo con los contextos. 

¿Qué cosas? y ¿Qué contextos? 

Desde que estudiaba derecho, hace aproximadamente diez años, empecé a sentir la necesidad de “conocer el derecho aplicado”.

De saber el derecho más que regulado. De saberlo legítimo, útil y eficaz. De saberlo garantista y en consecuencia ¡garantizado!

 Con la hiper regulación que hay en Colombia, tal vez en los países latinoamericanos en general ¿Cómo se ven aplicados todos los derechos regulados?, ¿cómo?  

Es más, ¿qué diferencia tienen los derechos regulados de los derechos que aún no son merecedores de regulación expresa? si propongo la respuesta a estas tres preguntas desde la nomoárquica jurídica, las apreciaciones serán tan imprecisas como la convencional respuesta de abogados: “depende”

La buena noticia, es que afín al perfil de los “abogados” y sus retos, he descubierto el perfil de los diseñadores de producto, así como diferentes herramientas que posibilitan mejorar las experiencias de los usuarios para las industrias en general, incluida la jurídica o legal.

¡Claro! Hay rutas, estrategias, filosofías, metodologías y tiempos para la ideación, el diseño y su implementación. También demanda habilidades blandas y habilidades duras, las cuales hacen que cada uno de estos momentos se integren, sean funcionales, efectivos y sostenibles en el tiempo y los espacios, incluso con procesos de iteración.   

Retomando el problema como objeto de este escrito, y el mío con las tres preguntas planteadas entre el tercer y el cuarto párrafo, te comparto que:

  • Identificar las necesidades que resuelve el problema 
  • Plantear los objetivos de negocio
  • Identificar las limitaciones en los recursos para el logro de los objetivos propuestos
  • Y, Mediar entre estas tres situaciones, te facilitará proponer soluciones ecuánimes, precavidas y  convenientes para el problema identificado

Hago referencia a soluciones, en plural, porque si de algo se ocupan la creatividad y la innovación, es de abrir nuevas posibilidades y rutas, incluso en herramientas definidas previamente para otros usos, que aparentemente poco o nada tienen que ver con el problema que está retando tu capacidad resolutiva.

Ten presente que el problema es un medio, el fin es la satisfacción de la necesidad de tu cliente o usuario. 

¿Sabes que la flexibilidad es una habilidad que se puede aprender? Para mediar y proponer soluciones ¡es una gran herramienta! cuando tienes claro el problema. 

Te invito a conocer la filosofía Lean, en este video encuentras una aproximación sencilla y clara para diferenciarla de las metodologías ágiles. Los abogados y los  despachos legales, encontrarán en él, un punto de partida para definir procesos de transformación productiva. 

Recuerda, ¡enamórate del problema! Conoce sus antecedentes, el impacto que tiene, sus alcances, identifica las necesidades del usuario o usuarios y el contexto en el que se presenta.

Así, encontrarás más y más soluciones. Cuando estés en este punto, ten presente socializarlas y compartirlas con tus colegas y amigos, sin duda tus propuestas de solución se consolidarán con mayor fiabilidad.

Articulos relacionados

Construyendo un nuevo derecho

Construyendo un nuevo derecho

La administración pública de acuerdo con el artículo 209 de la Constitución  Política de Colombia debe estar al servicio de los intereses generales y se  desarrolla con fundamento en los principios de igualdad, moralidad, eficacia,  economía, celeridad, imparcialidad...

La era digital en el sector jurídico

La era digital en el sector jurídico

La transformación digital es un proceso que utilizan empresas públicas y privadas con el fin de optimizar el desempeño de sus actividades laborales; no obstante, para los profesionales en derecho y algunas firmas jurídicas ha sido un poco difícil adaptarse a estos...

¿Por qué ser Legal Hacker?

¿Por qué ser Legal Hacker?

Ser parte activa de la comunidad Legal Hackers, amplía perspectivas, posibilidades y herramientas para acercar más los derechos a la realidad que hoy precisa el planeta que habitamos, y que precisamos nosotros para habitarlo mejor.